INSULTOS

Sé que los niños desde muy pequeños chinchan a otros, reconozco que Jade también fue una de esos niños, pero sin maldad... pero fue en primaria donde ya no era solo tocarle la moral, fue mucho más... y lo malo es que uno no es consciente de ello hasta que se para a pensar en que si la gente, los familiares, los allegados de la víctima están todos de acuerdo a que Aquí pasa algo. Y ya no solo hablo de insultos físicos y psicológicos en la etapa escolar, también se ven, por desgracia, en el entorno donde uno vive, en el trabajo, en la calle, con los amigos, con la familia, los medios de comunicación... hay bastantes baches que entorpecen a la víctima ser más fuerte a buscar una solución al problema, o los.

La mayoría lo termina incorporando en su rutina diaria, todos los días  habría algún  insulto, alguna patada, tirón del pelo, comentarios inapropiados que te destrozan poco a poco, alguna paliza,  algo... simplemente algo... así que la víctima se acostaba y levantaba pensando en qué tocará hoy?  Me pegarán? me insultarán? No lo sabe... solo sabe que se acostaba con miedo, con ganas de no despertar y tener que ir al cole, trabajo, escuela, a ningún sitio,  no quería. No quería salir de casa, tenía miedo y ya no sólo  miedo, sino falta de energía, la apatía se manifestaba de vez en cuando, y los pensamientos intrusos que la descomponen poco a poco ( hablo desde la experiencia de Jade) Le faltaban fuerzas para aguantar un día  más... aguantar frases como " China de mierda ", " Vete de aquí  que no te quiere nadie", "Tus padres de abandonaron porque no te querían", "no puedes estar con nosotras porque eres china", " eres fea", " cegata ¿puedes ver con esos ojos? china", " Vete a tu puto país ",  "Hazme los deberes o te pego", " ¿ Jugamos a pegar a Jade y a su amigo?" ( Su único amigo del cole con el que seguí relación  después de que se marchase del cole porque él también sufrió  a esas niñas  Matonas, así las llamaba, y tan solo tenían  7 años... pero eran un demonio que les comía por dentro  y la tomaron  con nosotros dos, y luego solo conmigo una vez se cambió de cole mi amigo... "Gorda quita de en medio" "A ver si te mueres ya" "No estás en la lista de la gente guay porque eres gilipollas" "Mira esa ropa, es feísima, como tu puta cara" "Dame tu merienda, o te pego" ...


Más frases eran... "Ojalá hubieras estado en el terremoto de China para morirte", "China quita (y la empujaban, a veces entre dos hacia un lado y hacia otro la balanceaban, otras le tiran al suelo, y lo peor es que tenía que decir a las monitoras del pario o a las profesores que estaban jugando, que se había tropezado ella sola, que no le molestaban... porque sino la pegaban al día siguiente )", "Estorbas", "No sirves para nada", "Lo haces todo mal", "Puedes estar pero no puedes jugar", "Quita tus sucias manos de mi comba (y le quitaban la comba pegándola o quemándole la palma de la mano al tirar de la cuerda rápido)", "Vete ahí  (una esquina porque Jade no estaba en la Lista, la Lista de los admitidos  en jugar en el patio)

-¡Ah sí!- Se dijo pues Jade en el patio, y es entonces que estando en la fila para subir a clase solo pensó en coger todos sus materiales de la cajonera para meterlos en la mochila y así no tener que volver al colegio. Cogió los libros de la derecha por orden (aún se acuerda: Lengua, Matemáticas y Conocimiento del Medio) y su lado, a la izquierda, por el mismo orden, los cuadernos de dichas asignaturas. Luego fue al final de la clase y cogió el libro de Educación física, y algún cuadernillo que había suyo. Impaciente solo tenía ganas de que el timbre sonase para salir del aula e irse a casa. Metió su estuche de color béis de doble bolsillo y por último la agenda.
Fue duro más para la madre ver que no tenía muchos deberes, sino que ya no iba a volver al colegio y que por eso se había traído todos los materiales.

Es duro saber que el Bullying sigue machacando a niños y niñas en los colegios y que de primeras no pasa nada, la mayoría de los casos ( ya no solo el de Jade) la gente no quiere problemas y se lavan las manos haciendo como si nada, dejándolo como un "Juego de Niños" No! Perdón" pero no es así... el acoso llega a un nivel demasiado alto porque los Cómplices ( esas personas, ya sean niños o adultos, no hacen nada al verlo, son testigos de lo que está viviendo la Víctima, están viendo como por ejemplo unos niños se meten con otro sin venir a cuento, o como le acosan) 

Con esto último habría que concienciar a los Cómplices a denunciar, aunque sea anónimamente... porque no podemos permitir que siga sucediendo, estamos en el siglo XXI. Basta con la intolerancia, basta con lo diferente, con lo No normal, aunque nos preguntaremos qué es ser normal, no existe como tal, todos y cada uno de nosotros somos diferentes, y ser diferente, Jade siempre me dijo que te hace único.

No hay comentarios:

Publicar un comentario