lunes, 27 de marzo de 2017

Heridas presentes...

Las malas experiencias que vivimos a lo largo de nuestra historia... conforman nuestras heridas emocionales... Las cuales debemos evitar maquillar, pues cuanto más tiempo esperamos para sanarlas, más se agravan. Por eso alimentar a la tristeza no ayuda, pero si de vez en cuando viene bien dejar que salga... En mi caso... con trazos frágiles que ilustran el dolor físico y el emocional...
Esconder  la herida que más daño hace, te hace temblar por el mero hecho de mirarla de frente y revivir ese recuerdo... Por ese hábito que se hizo rutina y te apropiaste, que se cubre con un simple "disfraz " que te "protegerá"... pero es cuando empiezas a no ser tú.



Y por ello el darse tiempo para observar cómo inocentemente uno se apega a la herida... te hacen reflexionar sobre tantas cosas...Pero no temas, pues sentirás que esto es una Oportunidad... una oportunidad a sanar y aceptar que te hicieron daño y que esa herida, que tan presente está en tu vida a día de hoy, puede curarse. Porque esa herida eres tú, es tu Yo infantil, que está contigo y te recuerda y te acoge, y por ello no te ha quedado otra que sanarla. Porque esa niñez quizás sea el despertar a la vida, a una nueva etapa donde las emociones nos ayudan a viajar hacia la felicidad, fuera de prejuicios y libres, ligeros como la seda, y dueños de nuestros propios caminos.



jueves, 23 de marzo de 2017

- El Duende OTIS -

Las perlas lloran,  rojas magenta, hinchadas, sin maquillaje, 
como si la fibra de vidrio atravesara su alma visual... empapando las pestañas
 y la porcelana quebrada e infectada por la presencia de 
Otis y su amigo lejano Erpi.





viernes, 10 de marzo de 2017

El secreto de la A...

Una más... Una ilustración más de tantas... pero... 
esta esconde una inicial... llena de Amor, de Apoyo, de Abrazos, de Asegurar, de Afecto, de Alivio... 
Sí, se trata de la "A"




La A de mi más valioso y querido Tesoro en este arduo camino lleno de baches... mi Acompañante.
MI MADRE

domingo, 5 de marzo de 2017

☆El cariño maternal ♡

Creíamos que un nuevo mes sería distinto y su primer fin de semana, pero... de nuevo sin energía suficiente las cervicales flaqueaban por segundo, y viendo una desconfianza entre ellas, nos marchamos del Espíritu Ochentero, porque duendes y ninfas que se veían vulnerables y llenas de rabia con miedo a visualizar que todo está determinado de antemano aunque sea 1, 2, 4 o 7 anticipaciones erróneas... no aguantaban estar de pie por mucho tiempo más...

Pero lo real en ese momento ochentero era  ese bloqueo con maracas temporales en lo más profundo de las cavidades. Muy tensas y cansadas se marchan molestas por no decir doloridas. Perfectamente sé lo que sienten ellas y sus puntos gatillos del hombro izquierdo, pero... la calma llega cuando el alma cálido y la fuerza del cariño me abraza, cuando una Madre abraza con amor.

Buscando la balanza del equilibrio entre lo emocional y lo racional, enchufada al amor maternal, una consigue descansar chutada de cariño para dormir.


Pero de repente pasan los segundos, pasan los minutos, pasan las horas, los días... y las perlas oculares están saladas, los párpados caídos e hinchados del llanto silencioso y de esa presión mandibular.

El dolor da pavor... ver como se ha ido engendrando una inflamación que se transforma en un duende llamado Otis.

Aunque en ocasiones uno se derrumbe, no queda otra que seguir.
Gracias a la mejor medicina casera: Amor Maternal ♡